En este momento estás viendo 12 cosas imprescindibles que ver y hacer en Cracovia (Polonia)
Cracovia - Polonia
  • Última modificación de la entrada:09/09/2021
  • Categoría de la entrada:Europa
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:17 minutos de lectura

12 cosas imprescindibles que ver y hacer en Cracovia (Polonia)

Cracovia es una de las ciudades más auténticas y más bonitas de toda Polonia. Esta fue una de las pocas ciudades que se libraron de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y todos sus monumentos y edificios (originales) están muy bien conservados.

Nosotros vivimos durante 3 meses en la antigua capital de Polonia y no había día en el que no descubrieramos algo nuevo e interesante. No importa cuanto tiempo tengas para pasar en Cracovia, siempre necesitarás un poquito más.

Sabemos que no todo el mundo puede ir a pasar 3 meses en esta ciudad, así que hemos hecho un listado con las 12 cosas imprescindibles que ver y hacer en Cracovia, 12 cosas que no te puedes perder en tu viaje a esta ciudad.

¡Empezamos!

* Este artículo contiene algunos enlaces de afiliación que no suponen ningún coste para tí, pero nos ayudan a mantener este blog y a seguir ayudándote publicando contenido de valor. Cada vez que realizas una compra a través de nuestros enlaces aportas tu granito de arena. Gracias!

Lo que encontrarás en este post:

1. Ver la Plaza del Mercado de Cracovia (Rynek Glowny)

La Basílica de Santa María de Cracovia vista a través de los arcos de la Lonja de los Paños, Cracovia

Rynek Glowny, la Plaza del Mercado de Cracovia, es la plaza medieval más grande de toda Europa y una de nuestras favoritas. Además, esta plaza es una de las principales atracciones de Cracovia, el lugar más popular del casco antiguo y el principal punto de encuentro tanto para los turistas como para los locales.

La estrella de la Plaza del Mercado es la Basílica de Santa María, una de las iglesias más bonitas de la ciudad. Pero este increíble lugar de culto no es la única atracción de la plaza. Aquí puedes ver también la Lonja de los Paños, con sus dos museos (la Galería de Arte Polaco del Siglo XIX y el Museo Subterráneo de Cracovia), la Torre del Ayuntamiento o la Iglesia de San Adalberto entre muchas otras cosas.

Te contamos todos los detalles sobre esta plaza y los puntos de interés turístico que hay en ella en el artículo qué ver y hacer en la Plaza del Mercado de Cracovia. Además, si quieres enterarte bien de toda la historia de esta plaza y de la Basílica de Santa María, te aconsejamos reservar este free tour por el casco antiguo de Cracovia.

2. Subir a la Colina de Wawel

Impresionantes vistas de la Catedral de Wawel en Cracovia, Polonia

Otra de las cosas imprescindibles que hacer en Cracovia es subir a la Colina de Wawel. Esta colina está situada entre el casco antiguo de Cracovia y el río Vístula. Desde ahí puedes tener unas de las mejores vistas de la ciudad.

Algunas de las cosas más interesantes que puedes hacer en la Colina de Wawel son visitar el Castillo de Wawel y la Catedral de Wawel (una de las más importantes de todo el país), subir a una torre de la catedral para ver la Campana de Segismundo, visitar las criptas o la Cueva del Dragón.

Esta colina es como una mini-ciudad fortificada y hay mucho que ver en su interior. Si no quieres perderte nada y, además, conocer toda su historia (que tiene bastante), puedes reservar este tour por la Colina de Wawel con entrada a la catedral y a la Cueva del Dragón.

3. Visitar Kazimierz, el barrio judío de Cracovia

Postal con una imagen del Nuevo Cementerio Judío de Kazimierz, Cracovia

Otro imprescindible en tu viaje a Cracovia es visitar el barrio judío de Kazimierz. Cracovia (y Polonia en general) tiene muchísima historia relacionada con los judios y en este barrio fue precisamente donde se concentró la gran mayoría de judíos de Europa antes de la Segunda Guerra Mudial.

En este barrio puedes ver varias sinagogas como Stara Synagoga, Sinagoga de Remuh, Sinagoga Tempel o Sinagoga Popera que están abiertas al público y se pueden visitar.

También puedes visitar un cementerio judío, cosa que te recomendamos que hagas porque es muy interesante, o comer en auténticos restaurantes judíos y escuchar música klezmer.

Si quieres saber todo lo que puedes ver y hacer en Kazimierz, echa vistazo al artículo Imprescindibles en Kazimierz, el barrio judío de Cracovia. Además, te recomendamos (mucho) que hagas un free tour por el barrio judío de Cracovia. Nosotros lo hicimos cuando vivíamos en la ciudad y la verdad es que merece muchísimo cada minuto invertido para conocer toda su historia.

4. Visitar Podgórze, el antiguo gueto judío de Cracovia

Parte del muro del gueto judío de Cracovia, Polonia

Entre los años 1941 y 1943, la ciudad de Podgórze (actualmente barrio de Cracovia) albergó el gueto judío de Cracovia. En este gueto, situado al otro lado del río Vístula, malvivieron aproximadamente 17.000 personas y, aunque a día de hoy poco queda del gueto de Cracovia, aún hay algunos vestigios de aquella lamentable época.

Algunos de los lugares imprescindibles que ver en Podgórze son la Fábrica de Oskar Schindler, la Plaza Bohaterow Getta, conocida como la plaza de las sillas, la Farmacia del Águila o un trozo del muro del gueto.

Un poco más a las afueras de Podgórze también se puede visitar el lugar donde se encontraba antiguamente el campo de concentración Plaszów, del que hoy en día no queda casi nada. Si quieres conocer toda la historia de este lugar, te recomendamos reservar una visita guiada al campo de concentración de Plaszów.

Cerca de ahí también puedes visitar la Cantera de Líbano, un lugar donde los judíos, forazados por los nazis, trabajaban picando piedra. Si quieres conocer más en profundidad Podgórze, al antiguo gueto judío de Cracovia, reserva un free tour por el barrio de Podgórze, una visita guiada a la fabrica de Schindler o un tour del Holocausto con entrada a la Farmacia del Águila.

💳 TARJETA RECOMENDADA PARA VIAJAR

Para no pagar comisiones en tu viaje, te recomendamos utilizar la tarjeta de N26 para pagar tus compras y retirar efectivo en el extranjero. Es gratuita y te ayudará a ahorrar un montón en tus viajes.

5. Ver la Puerta de San Florián (Florianska)

Vista de la Puerta San Florian en Cracovia, Polonia

Antiguamente había cuatro puertas de acceso a la ciudad de Cracovia, de las cuales hoy en día tan solo sigue en pie una: la Puerta de San Florián. Esta puerta está dedicada a San Florián, el patrón de los bomberos y en uno de los lados (el que va hacía la Plaza del Mercado), puedes ver una estatua del santo.

En la época medieval, los incendios en Cracovia eran muy comunes ya que prácticamente todas las construcciones eran de madera. Así que los cracovianos pedían a San Florián que les protegiera del fuego y le dedicaron esta puerta.

A los dos lados de la Puerta Florianska se pueden ver unos 200 metros de la muralla que rodeaba la ciudad y dos torres de vigilancia, las únicas que quedan de las 39 que había antiguamente. 

En el lado izquierdo de la puerta, viniendo desde la Plaza del Mercado, puedes ver una preciosa exposición de cuadros (la mayoría con monumentos de Cracovia) que están a la venta.

En el lado derecho, hay un McDonald’s que puede parecer un restaurante de comida rápida más, pero es bastante importante en la historia de Polonia. Después de que acabara el comunismo en Polonia (que duró 45 años), este fue el primer negocio extranjero que abrió en Cracovia. 

Durante los primeros días había colas que llegaban hasta el Castillo de Wawel porque la gente quería probar lo que llamaban la hamburguesa de la libertad.

Pasando por el arco de la puerta de San Florián, en una de las paredes puedes ver un cuadro de una virgen negra llamada Czarna Madonna que es la patrona de los polacos.

6. Ver la Barbacana

La Barbacana vista de día en Cracovia, Polonia

La Barbacana de Cracovia, situada en frente de la Puerta de San Florián, es una construcción medieval que fue parte de la estructura defensiva de la ciudad. Este edificio circular (de unos 25 metros de diámetro) custodiaba el acceso a la Puerta de San Florián, donde empieza el Camino Real que va hasta hasta la Colina de Wawel.

La función de la Barbacana era proteger la muralla que rodeaba la ciudad e impedir que los invasores llegaran a ella. Era cómo una segunda capa de defensa e hizo un buen trabajo ya que la ciudad nunca fue invadida por la Barbacana.

Hoy en día, la Barbacana de Cracovia es una de las pocas barbacanas que quedan en Europa y dicen que es la que mejor se conserva debido a que nunca atacaron la ciudad a través de esta puerta. La Barbacana se puede visitar de miércoles a domingo de 10:00 a 17:00 y el precio de la entrada es 14 zloty (3€).

🚨 NO VIAJES A CRACOVIA SIN SEGURO!

Ante cualquier imprevisto (enfermedad, robo, pérdida de equipaje, retrasos en tu vuelo, etc) ten a mano tu seguro! Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento por ser nuestro lector.

7. Pasear por el Planty

Parque Planty con bancos en un día lluvioso en Cracovia, Polonia

El Planty es un parque circular que rodea todo el casco antiguo de Cracovia. Data del siglo XX cuando, debido a que la ciudad se empezó a expandir, los cracovianos tuvieron que tapar el foso que rodeaba la muralla y poner un parque encima.

Si quieres dar la vuelta a todo el centro histórico de Cracovia, lo puedes hacer por el Planty, pero ten en cuenta que son más de 3,5 kilómetros. Aunque este parque es bastante sencillo, es muy agradable para dar un paseo tranquilo.

En el Planty puedes ver ocho pequeños jardines con fuentes y flores, un montón de árboles, una estatua de Jan Matejko (considerado el mejor pintor de historia polaca de todos los tiempos) cerca de la Barbacana y una fuente en honor a Nicolás Copérnico a la altura de la calle Gołębia.

Además, en el parque verás que hay muchos bancos que tienen placas con nombres de personajes ilustres de Polonia y puedes encontrar también el banco en el que se solía sentar el papa Juan Pablo II, cerca de la Ventana Papal de la calle Franciszkańska.

8. Visitar el Collegium Maius

Interior de la biblioteca del Collegium Maius en Cracovia, Polonia

El Collegium Maius, construido en 1364, es el edificio más antiguo de la Universidad Jagellónica de Cracovia en la que han estudiado personajes importantes como Nicolás Copérnico, el astrónomo más famoso del mundo o Karol Wojtyła, uno de los papas más famosos del mundo (Juan Pablo II).

En el interior de este edificio puedes ver una espectacular biblioteca, una colección de objetos antiguos que se utilizaban en la astronomía, varias salas con muebles y decoración de la época (una de ella dedicada a Copérnico) y una espectacular aula llena de detalles.

Además, podrás ver un bonito patio central rodeado por una galería de arcos y un reloj muy peculiar. Según entras por la puerta principal del edificio, en la pared izquierda, encima del balcón puedes ver un reloj astronómico que ofrece un pequeño espectáculo todos los días a las 9:00, 11:00, 13:00, 15:00 y 17:00.

Varias figuras de los personajes más ilustres que han pasado por esta universidad salen por unas pequeñas puertas y dan vueltas mientras suena el himno de la Universidad. No te imagines que es gran cosa, pero si estás por ahí a esas horas merece la pena pararse un momento para verlo.

El interior del Collegium Maius se puede visitar de lunes a viernes de 10:00 a 16:15, la entrada normal cuesta 12 zloty (2,6€) y para estudiantes la mitad. Al patio se puede acceder de manera gratuita, todos los días de 9:00 a 17:00.

9. Pasear por la orilla del río Vístula

Castillo Wawel visto desde la orilla del río Vístula en Cracovia, Polonia

Otra cosa imprescindible que hacer en Cracovia es pasear por la orilla del río Vístula. Este es el río más importante de toda Polonia y el más largo que desemboca en el Mar Báltico. El Vístula cruza parte de la ciudad (por fuera del casco antiguo) y lo verás en distintos lugares de Cracovia.

La zona del río dónde más cosas hay que hacer es la que está cerca del Castillo de Wawel. Ahí verás que hay un bonito paseo por la orilla del río, terrazas, vistas inmejorables del castillo y bonitos cisnes que se acercan a saludar.

Además de dar un paseo por la orilla del río o sentarte en un banco a descansar, también hay muchas actividades que puedes hacer en el Vístula. Por ejemplo puedes dar un paseo en barco por el río Vístula, una vuelta en kayak, montar en noria o volar en globo aerostático.

10. Probar la gastronomía polaca

No puedes viajar a Cracovia y no probar todas las delicias que hay en esta ciudad (y en Polonia en general). Algunos de los platos que no te tienes que perder son los pierogi (parecidos a los dumplings), el bigos (repollo con carne), la sopa zurek, el gulasz o el kotlet (milanesa).

Para probar todos estos platos, te recomendamos buscar restaurantes tradicionales polacos llamados Milk Bar (Bar Mleczny en polaco). En estos restaurantes se come muy bien y muy barato. Algunos de nuestros favoritos en Cracovia son Milkbar Tomasza, Pod Temidą y Bar Mleczny Pod Filarkami.

Además de estos platos tradicionales, una comida muy popular en Cracovia es la zapiekanka, que es media baguette horneada (o una entera), cubierta con queso, champiñones, jamón y vegetales.

Verás que venden zapiekanka en un montón de lugares, pero tienes que saber que las mejores son las de la Plac Nowy (Plaza Nueva) en el barrio de Kazimierz. Ahí hay un montón de puestos que venden únicamente zapiekankas. Nosotros te recomendamos la clásica, de queso y champiñones.

Otra cosa que tienes que probar sí o sí en Polonia son las paczki (que se lee algo como ponchqui 😅). Las paczki son unas berlinas rellenas de todo tipo de cremas que puedes imaginar y son las mejores berlinas que hemos probado en nuestras vidas (¡de verdad!).

Hay muchos lugares donde las puedes comprar, pero nuestro lugar favorito es Dobra Pączkarnia, una franquicia que encontrarás en todas partes en Cracovia y en muchas otras ciudades de Polonia.

Y por último, también tienes que probar los obwarzanek, unas rosquillas de pan típicas del voivodato de Polonia Menor (Malopolska) y sobre todo de Cracovia. Verás muchos puestos callejeros donde los puedes comprar, la mayoría están en la Plaza del Mercado y en el Planty.

Si no quieres perderte ninguno de los platos tradicionales de Cracovia, también puedes reservar un tour gastronómico por Cracovia.

11. Hacer una excursión a los campos de concentración de Auschwitz

Cómo visitar los campos de concentración de Auschwitz

Hacer una excursión a los campos de concentración de Auschwitz durante tu viaje a Cracovia es una actividad imprescindible. Estos campos de concentración están situados a unos 70 kilómetros de Cracovia, a las afueras de la ciudad Oświęcim (la traducción de Auschwitz en polaco).

Entre 1940 y 1945 Auschwitz – Birkenau fue el mayor centro de exterminio del nazismo donde fueron enviadas más de 1.300.000 personas durante la Segunda Guerra Mundial. Visitar este lugar no es una experiencia precisamente bonita, pero consideramos que es necesario para entender la reciente historia del Holocausto.

Después de nuestra experiencia visitando Auschwitz, consideramos imprescindible ir con un guía que te cuente toda la historia de estos campos de concentración. Además, si los visitas por libre, puede que te pierdas los lugares más destacados porque los dos campos (Auschwitz y Birkenau) son enormes.

Te recomendamos reservar una excursión a Auschwitz – Birkenau que incluye el transporte desde Cracovia o una visita guiada por Auschwitz llegando por tu cuenta hasta Oświęcim.

En el artículo Cómo visitar Auschwitz desde Cracovia – Guía completa te contamos todos los detalles sobre cómo llegar, cómo visitar los campos y mucho más.

12. Hacer una excursión a las minas de sal de Wieliczka

Capilla Santa Kinga en las profundidades de las Minas de Sal de Wieliczka, Polonia

Otra excursión imprescindible desde Cracovia es la excursión a las minas de sal de Wieliczka. Estas minas de sal situadas a tan solo 14 kilómetros desde el centro de Cracovia, son un auténtico laberinto de sal y uno de los lugares de interés turístico más importantes que ver en Polonia.

Las minas de sal de Wieliczka son una joya escondida por debajo de la tierra, tienen una profundidad de más de 300 metros y cuentan con 245 kilómetros de galerías subterráneas. ¡Una auténtica locura! 😱

En el interior de estas minas se pueden visitar enormes salas hechas de sal, varias capillas entre las cuales destaca la Capilla de Santa Kinga y muchísimo más.

En el artículo Cómo visitar las minas de sal de Wieliczka desde Cracovia te contamos todo lo que necesitas saber para organizar tu visita a este increíble lugar Patrimonio de la Humanidad.

Estas minas de sal no se pueden visitar por libre, así que te recomendamos reservar una Excursión a las Minas de Sal de Wieliczka. Si dispones de poco tiempo para pasar en Cracovia y quieres verlo todo, también puedes hacer una excursión a Auschwitz y Wieliczka en un solo día

Estas son las 12 cosas imprescindibles que ver y hacer en Cracovia. Esperamos que este artículo te sea útil y que disfrutes muchísimo de esta increíble ciudad.

Dobra wycieczka! (¡Buen viaje!)

MAPA CON LOS LUGARES IMPRESCINDIBLES EN CRACOVIA

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de compartirlo en tus redes sociales. De esta manera puede llegar a más personas que lo pueden necesitar para preparar su lista de lugares imprescindibles en Cracovia.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Deja una respuesta