Propósito de vida: qué es, por qué deberías tener uno y cómo encontrarlo
Propósito de vida: que es, por qué deberías de tener uno y cómo encontrarlo
  • Última modificación de la entrada:2020-11-22
  • Categoría de la entrada:Mentalidad
  • Tiempo de lectura:6 minutos de lectura

Propósito de vida: qué es, por qué deberías tener uno y cómo encontrarlo

¿Te pasas los días preguntándote qué deberías hacer con tu vida? ¿Has empezado proyecto tras proyecto, formaciones y cursos que nunca has acabado? Te cuesta encontrar la constancia y la motivación para llevar a cabo un plan? Tiene toda la pinta de que lo que te pasa es que te falta un propósito de vida.

Lo que encontrarás en este post:

¿Qué es exactamente un propósito de vida?

Para simplificarlo muy mucho y sin meternos en definiciones muy complejas y difíciles de entender, el propósito de vida es una meta, algo a lo que aspiras llegar en tu vida. Es esa razón que te mueve y hace que te levantes con ganas todas las mañanas.

Un propósito de vida no sólo es comprarse una casa, casarse o tener hijos, aunque la sociedad nos ha obligado a pensar que de eso se trata. Tener un propósito hará que cuando llegues a la meta sientas un estado de felicidad extrema y que sepas que todo esfuerzo habrá merecido la pena.

¿Pero sabes qué?

Hay muchísima gente que no tiene un propósito, que va por la vida dando palos de ciego y no consigue llegar a ninguna parte. Además, es muy probable que las personas que viven así, lleguen al final de sus días sólo para preguntarse si habrá valido la pena o si la vida que han tenido era la que deseaban.

Un poco triste, ¿no?

¿Por qué deberías de tener un propósito?

Pues más arriba tienes una de las principales razones por la que deberías ir buscando ya un propósito de vida si es que todavía no lo has encontrado. Además de esto, tener un propósito hará que estés más motivado, más feliz, más enérgico y más productivo.

Cuando tienes una razón por la que luchar todos los días, ya no te da tanta pereza hacer las cosas. Ya procrastinas menos, pones todo tu esfuerzo en llegar a esa meta y trabajas todos los días en ello sin que se te haga pesado.

¿Y cómo lo sabemos nosotros?

Pues porque hemos estado ahí. Muchas veces hemos empezado proyectos que hemos ido abandonando, nos hemos apuntado a formaciones que no nos terminaban de gustar, hemos cambiado de trabajos año sí y año también… ¿Y por qué? Pues porque todavía no habíamos puesto un nombre a ese propósito de vida.

¿Cómo se puede encontrar el propósito de vida?

Mujer levantando los brazos en señal de alegría en el interior del Coliseo

Encontrar un propósito de vida no es tan difícil como parece una vez que eres consciente de lo que significa tenerlo. Te proponemos un ejercicio muy fácil que seguramente arrojará algo de luz sobre este asunto. Coge papel y boli y ve contestando a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la cosa que más feliz te hace en el mundo?
  • ¿Qué es lo que podrías hacer toda la vida sin aburrirte?
  • ¿Con qué disfrutas tanto que lo harías hasta gratis
  • ¿Qué es lo harías si el dinero no fuera un problema
  • ¿Y si supieras que te quedan pocos días de vida?

Ya lo vas viendo más claro o todavía no?

Vamos a ver un ejemplo para que lo entiendas mejor. Pongamos que lo que más feliz te hace es viajar. Que algo que podrías hacer toda la vida sin aburrirte es hacer fotos de paisajes y que además harías fotos sin que nadie te pagara por ello.

¿Qué harías si el dinero no fuera un problema? Pues comprarte una buena cámara y un billete de avión. Y si solo te quedaran unos días? Seguramente te irías hoy mismo.

Seguro que ahora lo has entendido mejor, pero te preguntarás:

¿Vale, y qué hago yo con esto?

El propósito de vida, además de guiarte, también te ayuda a encontrar tu vocación y te da una idea de a lo que te quieres dedicar el resto de tu vida. Si, si, el propósito es algo que te gusta y te hace feliz, ¿no? Y si además te puedes ganar la vida con ello, ¿por qué no?.

Volviendo al ejemplo de que eres un fotógrafo viajero. Pues si lo que más te gusta es viajar y hacer fotografías de paisaje, lo que podrías hacer es dedicarte a la fotografía de stock o trabajar para una revista de viajes.

¿A qué mola?

Sí, es posible vivir haciendo lo que más te gusta, pero tu propósito no tiene que ser egoísta y estar pensado únicamente para tu propio bienestar. Tu propósito de vida tiene que ser útil también para otras personas. Y, a poder ser, qué ayudes a los demás con lo que estás haciendo.

¿Y eso cómo se hace?

Pues por el simple hecho de vender tus fotografías de viaje ya estás ayudando a personas o empresas que no cuentan con ese talento a tener unas fotografías bonitas y usarlas para sus negocios. Pero además, podrías enseñar a otras personas cómo se pueden ganar la vida con la fotografía.

¿Ves por dónde vamos?

Un propósito de vida no aparecerá así de la nada sino que hay que buscarlo. Puede que encontrarlo te resulte muy fácil o puede que te cueste un poco dar con él. No te preocupes, hay un propósito para cada persona y tarde o temprano darás con él.

Eso sí, en cuanto lo tengas, no lo dejes estar ahí sin más. Sácale el máximo partido y convierte tu vida en una experiencia que dé gusto vivir.

Ahora es tu turno: haz el pequeño ejercicio que te hemos propuesto para que consigas dar con tu propósito de vida y comparte los resultados con nosotros. Déjanos un comentario o publícalo en nuestro grupo de Facebook. Nos encantaría saber cuál es tu propósito de vida, cómo lo vas a usar para vivir de ello y cómo vas a ayudar a los demás.

Si te ha gustado este post compártelo en tus redes sociales. If you care, you share! 🙂

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp