Travel Blog - © We Collect Postcards

Cómo elegir el mejor asiento en un avión

¿Cuántas veces te ha pasado coger un vuelo y estar incómodo durante horas? A nosotros nos pasó muchísimas veces. Hay muchos factores que pueden hacer que el vuelo se nos haga muy pesado: poco espacio para estirar las piernas, ruido de motores, gente que nos molesta todo el rato para salir. En este post te vamos a dar algunos consejos para elegir el mejor asiento en un avión (o el que mejor se adapte a tus necesidades) para que el viaje no sea un suplicio sino que te encuentres a gusto y que puedas disfrutar del vuelo.

1. No es necesario pagar por el asiento

Las aerolíneas casi siempre van a intentar hacer que paguemos para elegir el asiento. Si no quieres pagarlo, te asignan un asiento aleatorio. Si viajas solo esto no supone un problema, pero si viajas en pareja o con algún amigo lo suyo es que queráis sentaros juntos. Lo que nosotros hacemos siempre es facturar sin pagar por los asientos, ocupar los asientos que nos han sido asignados (que normalmente están lejos uno del otro) y esperar a que avisen de que el embarque ha finalizado. La mayoría de los vuelos no van llenos, así que aprovechamos esta ventaja para cambiarnos de sitio y sentarnos juntos. Si te quieres asegurar de que vais a poder sentaros juntos, en el supuesto de que todos los asientos estén ocupados, lo que puedes hacer para no tener que pagar los dos asientos, es hacer la facturación online para los dos sin elegir los asientos y después de que esté hecha, cambiar solo uno de los asientos, el que menos os convenga y pagar el asiento de al lado del con el que os queréis quedar. Así os ahorráis pagar uno de los asientos.

2. Elige el asiento de la ventanilla

Para los vuelos largos es mejor elegir el asiento de la ventanilla. Si tienes pensado dormir durante el viaje, este es el mejor sitio porque puedes apoyar la cabeza y también porque de esta forma evitarás que tus vecinos te molesten cada dos por tres cuando quieran salir. A parte de esto tendrás buenas vistas y eso si que no tiene precio.

3. O el de la salida de emergencia

Si necesitas más espacio para las piernas, elige los asientos de las salidas de emergencia. El inconveniente de sentarse en esta fila es que todos los artículos personales se deben de guardar en los compartimientos superiores, pero también tiene ventajas como por ejemplo evitar el riesgo de que te toque al lado de niños que pueden llorar todo el viaje (que también nos pasó alguna vez), porque en las salidas de emergencias no se pueden sentar niños. Si no quieres pagar por el asiento, pero quieres sentarte en esta fila, puedes simplemente pedir a los tripulantes de cabina que en el caso de que no se ocupen te dejen cambiarte. Y seguramente tengas suerte, porque en los vuelos que no van llenos no se suelen ocupar, más que nada porque son de pago.

4. Evita estas filas

En los vuelos largos no elijas asientos en la fila delante de la salida de emergencia, porque no se pueden reclinar. En los aviones de compañías low cost, normalmente ninguno de los asientos se reclina, pero si es un vuelo largo y no tan low cost, lo suyo es que se reclinen los asientos para mayor comodidad. Ya nos agradecerás este consejo más adelante.
Los asientos de la última fila también son una mala opción para vuelos largos, porque tampoco se reclinan y además habrá gente pasando todo el rato al servicio y los tripulantes de cabina trajinando para preparar la comida o hablando entre ellos, lo que te impedirá dormir.

5. Los asientos más seguros

Según los expertos, las probabilidades de morir en un accidente de aviación son de una en 11 millones. Así que no hay que preocuparse por eso. Pero si tienes curiosidad por saber cuales son los asientos más seguros del avión, dicen que son los de la mitad hacia atrás, detrás de las alas. Así que si tienes miedo a los aviones a lo mejor te viene bien saber esto a la hora de elegir tu asiento. Aunque seguramente no pase nada, hay personas a las que les da miedo volar. Para aquellos de vosotros que voláis con miedo: el avión es el medio de transporte más seguro.

6. Toda la fila para tí

Si viajas en pareja y queréis tener una fila entera para vosotros, lo mejor sería reservar los asientos de la ventanilla y del pasillo. A nadie le gusta el asiento de en medio, con lo cual tenéis bastantes probabilidades de que se quede vacío. Sí el avión va lleno y hay una persona a la que han asignado el asiento de en medio, siempre le podéis pedir que os lo cambie y además os lo agradecerá.

Estos son nuestros consejos para elegir el mejor asiento en un avión. Nosotros no nos complicamos mucho la vida, no pagamos por los asientos, pero casi siempre conseguimos sentarnos donde queremos y lo que es más importante: sentarnos juntos.

Por eso te recomendamos preguntar a la tripulación, o al vecino de al lado, que por lo general a la gente que viaja sola no le importa cambiarse de asiento para que una pareja o un par de amigos se puedan sentar juntos. Eso sí, todo esto házlo después de que todos los pasajeros se hayan sentado para no entorpecer en el pasillo. 🙂

Más consejos...

Si encuentras útil esta información, no la guardes sólo para ti, compártela con tus amigos. If you care, you share! 🙂

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Cerrar menú